En muchas ocasiones menos es más.  Son situaciones donde el éxito está peleado con el tamaño de la estructura o con la profundidad del presupuesto.  La actitud, querer hacer, atreverse, probar, pedir ayuda, colaborar, obtener, conseguir… Hay muchos ingredientes para conseguirlo.  Hoy quiero hablar de uno casi mágico:  el “gen de la miseria”.

Seguir leyendo